El reflejo de la violencia de género en “La Teta Asustada”

La película peruano-española La Teta [o leche] Asustada ha sido premiada en el Festival de Berlín, 2009, con el Oso de Oro. En ella se refleja gran parte de una realidad peruana que no obstante ser visible, se silencia tanto dentro como fuera del país. Se trata de un Perú urbano donde vive la mayoría de la población y que se encuentra afectada por la pobreza y la violencia estructural. La película muestra crudamente las profundas desigualdades de la sociedad peruana actual y especialmente, evidencia la crudeza de la discriminación de las mujeres. Una discriminación que la élite intelectual peruana se niega a reconocer. Antes de ver la película, en el Perú se han alzado voces tachándola de racista. Es cierto que en la sociedad peruana la discriminación racial histórica atraviesa a todos los ámbitos de la vida. Pero no hay que olvidar que la raíz de esta discriminación como las otras formas de exclusión está en la discriminación por sexo. De esto, sociólogos, politólogos o representantes del sector académico masculino no han dicho nada. Sólo han mostrado su discurso formal respecto de la raza y siguen ocultando su raíz. La Teta Asustada ha puesto el dedo en la llaga, una llaga que infecta a toda la sociedad peruana y que está siendo silenciada por su academia patriarcal y por la inacción de los poderes públicos.

Igualdad real y redefinición del principio democrático

La Guachimana presenta aquí un artículo relacionado con el espíritu de la Ley Orgánica de Igualdad de mujeres y hombres y su necesaria existencia para perfeccionar una democracia defectuosa: La igualdad de mujeres y hombres: Algunos aspectos de la ley Orgánica 3/2007. Su autora, Jasone Astola Madariaga, señala con mucha razón que ha llegado el momento de que la doctrina del derechos constitucional, compuesta por mujeres y hombres, asuma la tarea de redefinir este principio democrático, legitimador de toda Constitución, como principio externo -es decir, por la manera en que se redacta el texto y se aprueba- y como principio interno -es decir, lo que la Constitución establece sobre su propia legitimidad. Sostiene que las mujeres no estábamos presentes en el Estado debido una mala formulación en inicio del principio democrático que no se ha corregido en estos últimos siglos.

La plasmación en el contrato social de la discriminación por sexo (y por raza)

En La Guachimana presentamos el magnífico artículo de Ana Rubio: Ciudadanía y sociedad civil: avanzar en la igualdad desde la política. Aquí la autora explica cómo se ha ido construyendo los conceptos de soberanía y ciudadanía para rematarlo con el contrato social y, cómo para la firma de este contrato quedaron excluidas las mujeres. Sus ideas permiten vislumbrar cómo se ha recreado también la discriminación racial. No hay que perder de vista que la discriminación por sexo es la base del resto de discriminaciones.

El poder político es una construcción social. Se ha impuesto la idea de poder político de un pequeño grupo de hombres propietarios y de raza blanca. Este grupo utilizó –y lo sigue haciendo- la razón para evitar que personas diferentes a ellos entraran al pacto social. Estos hombres detentadores del poder le asignaron arbitrariamente a las otras personas un rol en la sociedad: el de no tener capacidad de raciocinio, el no tener talento etiquetándolo como un ser que no ha sido dotado de razón. Esa razón ilustrada que sirvió para salir de la minoría de edad al hombre burgués europeo, fue el arma filosófica para dejar fuera y marginar a hombres pobres y de piel oscura y a las mujeres. Por eso, en el caso de las mujeres, es que durante mucho tiempo se les negó ese derecho político por antonomasia: el derecho de sufragio. Cuando por primera vez se pone en marcha el sistema representativo mediante el derecho al voto, las mujeres fueron apartadas de este derecho porque se consideró que por el solo hecho de su sexo, es decir, sólo por ser mujer no tenía capacidad de razonar y no podría votar porque su voto sería manipulado por otras personas. A las mujeres se les dio –arbitrariamente- el estatus de menor de edad y de sujeto débil por eso es que no tenía acceso a la educación ni a la administración de sus propiedades. Entonces para –encerrarla con un “buen” candado- se le atribuyó un ámbito “de y para ellas”: el privado doméstico. Su ámbito, según los filósofos políticos de la Ilustración: NATURAL.

Libertad de información, corrupción y discriminación por sexo en el Perú

El pasado octubre de 2008 un nuevo caso de grave corrupción política –en el seno del gobierno peruano- se puso al descubierto a través de la televisión en la cual se emitieron unas grabaciones en donde políticos del partido Aprista peruano –partido del Presidente Alan García-  negociaban al margen de las leyes estatales la entrega de concesiones de varios lotes para la exploración y explotación petrolera.  Éste es uno de los tantos actos de corrupción escandalosos desde los vladivideos (vídeos de Vladimiro Montesinos que derribó el corrupto gobierno de Fujimori). Tal como explica el Diario Perú21, se hicieron público cuatro grabaciones en audio en las que se escuchan las voces del ex ministro de Pesquería y diputado durante el primer gobierno aprista, Rómulo León Alegría, y del abogado y actual miembro del directorio de la empresa estatal Perupetro, Alberto Quimper Herrera. Una de las principales consecuencias de este caso de corrupción estructural en el Perú fue el alejamiento del economista Augusto Alvarez Rodrich de la Dirección del Diario Perú21. Este hecho fue objeto de un gran drama mediático por la supuesta violación de un derecho fundamental: la libertad de información. A propósito de este hecho, cabe preguntarse si ¿es posible defender este derecho violando o infravalorando el principio-derecho de igualdad?

Discriminación racial, el holocausto del siglo XXI y el etnocidio del pueblo palestino

La invasión militar del poderoso Estado de Israel a Gaza y la masacre del pueblo palestino, es el reflejo del holocausto olvidado, es la evidencia de un reconocimiento desigualitario de las víctimas del horror del holocausto. El poder económico e ideológico occidental se ha ido construyendo históricamente mediante la instrumentalización de una de las más odiosas discriminaciones: la racial o étnica. El constitucionalismo liberal clásico encubrió esta discriminación sobre la base de la defensa de los derechos de propiedad, libertad e igualdad. Estos tres derechos se reivindicaron sólo para el hombre blanco europeo. En este “selecto” club  de hombres libres, iguales y propietarios no se incluyó a las mujeres, ni mucho menos, al resto de hombres de piel oscura y de religiones diferentes a la católica.  Lentamente este club ha ido abriendo sus puertas a parte del colectivo judío no porque sea el más listo que el resto sino porque posee similitudes económicas y fenotípicas. El negocio político jurídico y económico occidental se ha flexibilizado con este  colectivo no obstante su religión y costumbres diferentes que este mismo pueblo reivindica. Esta flexibilización tiene una parte positiva: demuestra a la humanidad que es posible convivir a pesar de las diferencias;  pero también tiene una parte negativa y preocupante: no puede lograrse una convivencia en oposición a la otredad, masacrando a otros colectivos desde actos y discursos racistas y tratándolos desigualitariamente, así, la convivencia no será pacífica.

Los Treinta Años de la Constitución Española de 1978

En España es ya parte de la cultura democrática la realización diversas celebraciones por el aniversario de la Constitución de 1978 la que ayer, el sábado 6 de diciembre, cumplió 30 años. En el Día de la Constitución, un día feriado o festivo, se intenta alcanzar a las nuevas generaciones la materialización de las ideas abstractas que Occidente ha creado para sustentar la democracia. En este día los medios de comunicación, especialmente los públicos, muestran la historia del constitucionalismo de España del siglo XX reivindicando también un punto de inflexión constitucional: la Constitución de 1931 y su repercusión en la sociedad española dividida ideológicamente, hecho que parece ya superado. La forma cómo se difunde a las nuevas generaciones todo el proceso de la Transición Española llama la atención a quienes viviendo en una democracia americana tal vez no han tenido la oportunidad de valorar la convivencia pacífica sobre la base del respeto de valores constitucionales de igualdad, libertad, justicia y pluralismo político. En este día las personas visitan in situ la sede del Parlamento, se realizan lecturas masivas del texto constitucional y, en suma, se crea un ambiente orientado a valorar la democracia y que está logrando perdurar en España. No obstante ello, como suele suceder en la historiografía oficial, hay una serie de datos oficiales que dominan la escena del Día de la Constitución. Por eso, se difunde aquí el artículo de Vicenç Navarro, Los mitos de la transición en donde aclara que fueron las movilizaciones populares, y no el Rey y los reformistas, las que trajeron la democracia. Fue el pueblo español que exigió la devolución de su soberanía que le robaron.

Mujeres y la dominación simbólica masculina: moda y belleza en la política

Sarah Palin ha sido noticia por el gasto en su vestuario y maquillaje. La prensa ha informado que en total el Comité Nacional Republicano pagó alrededor de US$150.000 por ropa, peluquería, maquillaje y otros "accesorios de la campaña". Más que su posición respecto a su programa político como candidata a la vicepresidencia, ésta ha sido noticia por su imagen y su comportamiento público. En Alicante, Sonia Castedo también es un referente no necesariamente por ser la primera alcaldesa de la ciudad sino por la imagen que muestra desde el punto de vista estético, una imagen que la sociedad patriarcal les ha impuesto a las mujeres. En la toma de posesión los diarios locales informaron con sendas imágenes de su vestuario y arreglo personal más que de su currículum como política y como primera mujer que dirige el gobierno alicantino. La prensa encontró material que explotar: joyas, maquillaje, zapatos, vestuario, etc., pues su arreglo ofrecía glamour en un acto civil  donde la estética y belleza, por lo menos en la teoría política masculina, no juega un papel primordial. O ¿acaso se suele ver imágenes de los hombres políticos destacando el más fino calzado de moda y el arreglo glamoroso de su cabellera si es que aún no tiene calva?

A propósito del Doctorado Honoris Causa de Mario Vargas Llosa en la Universidad de Alicante

El pasado 26 de septiembre, el peruano Mario Vargas Llosa fue investido como Doctor Honoris Causa en la Universidad de Alicante. A propósito de estas investiduras cabe preguntar si quienes toman la decisión de otorgar tan alta honorabilidad en nombre de una comunidad universitaria han tomado en cuenta la igualdad de mujeres y hombres, que por ejemplo en España, es ya un derecho que ha de ser efectivo por mandato no sólo constitucional sino también por Ley Orgánica 3/2007. Al respecto es interesante el breve artículo La normalidad como meta en el cual su autora Mar Esquembre nos ofrece un repaso del sistema universitario español desde la perspectiva de género.

La utopía boliviana de Morales y el constitucionalismo social iberoamericano

Recientemente, una Bolivia casi invisible está siendo conocida tal cual es en el ámbito internacional. Con la llegada al poder de una persona con rasgos supuestamente diferentes al de la oligarquía, Bolivia está mostrando la cara real de Iberoamérica. Evo Morales por su fenotipo y su origen no es considerado un gobernante capaz por la minoría liberal boliviana. La discriminación racial profundamente arraigada en esa élite ha puesto en cuestión la legitimidad del gobierno de Morales.

Discriminación racial: A propósito del “quinto aniversario” del Informe de la Comisión de la Verdad en el Perú

Hace ya 5 años que por primera vez en el Perú se puso en evidencia, mediante documento oficial, el carácter discriminador de la elite de la sociedad peruana. Se trata del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación - CVR, de 28 de agosto de 2003.

Distribuir contenido